Amada Manu:

IMG00197-20120510-1316

 

 

 

 

 

 

Son las 12:30 am y te veo dormir. Tengo 5 años en este ritual, donde me sonrío o me preocupo, lloro o me vuelve una sonrisa pero siempre me encuentro arrobada dándole gracias a Dios por el milagro que eres, por tenerte. También te veo para tratar de adivinar: ¿cuál será la posición final que me permitirá acostarme a tu lado?  Te mueves demasiado. Siempre sin arroparte, sin pijamas justas ni de tu talla -las grandes siempre han sido tus preferidas. Y ahí estas creciendo y sorprendiéndome desde hace 5 años.

Contigo todo me olió a nuevo: el amor, el susto, los abrazos y las palabras. No recuerdo la primera vez que sonó clara una palabra, porque me afinaste el lenguaje del instinto y la intuición. Siempre me hablaste, me lo dijiste todo con tus ojos, tu llanto, desde la primera vez que te ví:  50 y pico centímetros de sabiduría y vida que ahora dormían en mi almohada como un sueño tangible.

Tienes 5 años y apenas comienzas a guardar recuerdos, en cambio yo tengo miles y miles de recuerdos desde el día que recibí el positivo en ese examen. Definitivamente el mejor examen que he presentado hasta ahora.

Tienes 5 años y comenzarás a aprender cosas como leer, escribir, sumar; sin embargo ya tu sabiduría me ha llenado de grandes y sabios conocimientos de madre.  Me amo más después de ti. Me conmuevo más, me acerco más al dolor y la alegría de otras madres, después de ti.

Tienes 5 años y quiero ser como tú. Quiero tu autenticidad, tu alegría, tu determinación. Quiero seguir aprendiendo a tu lado. Te doy gracias por llegar, por escogerme y le doy gracias también a tu papá por servir de vehículo para que tú y yo nos encontráramos de nuevo. Este amor debe venir de otra vida, de otro tiempo.

Tienes 5 años y eres la manera que encontró Dios para hacerme mejor persona, para hacerme crecer y conocer el AMOR. Me haces grande hija, me impulsas, me inspiras, me haces tan feliz. Me asustas pero también me demuestras que hay cosas que puedo hacer bien. Me dices “Te amo” y yo quiero ser eterna para estar siempre a tu lado.

Es trillado y redundante, pero es que de verdad eres lo mejor que he hecho en la vida. Hoy me distancio y puedo verlo claro: 5 años de primera infancia y los objetivos han sido cumplidos, por tu empeño, por mi ensayo y error, por nuestro entorno maravilloso, por nuestra familia con sus personajes alocados y vario pintos.  Reconozco en ti herramientas maravillosas: ternura, amabilidad, sonrisas, disciplina. Ahora construiremos otras que nos lleven a la pubertad. Me animo a seguir en el camino. Tomo tu mano -no porque tú lo necesites- soy yo la que desea sentir tu valor y fortaleza para superarlo todo. !Somos unas duras Manu, sigamos adelante! Vamos a celebrar. Que sea un Feliz Cumpleaños, mi amor. Te quiero tanto.  Recibe un beso. P.D. Y te digo al oído: ¿Manu, me das un ladito?, por fis…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *